Aula de Logopedia
C.P. Cervantes de Miguel Esteban.

Definición.

El logopeda es el profesional cuya función consiste en establecer, favorecer, facilitar y potenciar la comunicación (con las diversas dimensiones que el término comunicación encierra).
El logopeda como maestro de apoyo va a encontrarse también con situaciones en las que los trastornos en la comunicación que presentan los niños tienen un enfoque más positivo cuando se afrontan desde situaciones eminentemente comunicativas. En este sentido su trabajo iría en la línea de asumir las funciones del maestro de apoyo, desde su especialidad. Estas funciones serían:

  • Coordinación con los tutores para potenciar en el aula la comunicación y la expresión, partiendo de las diferencias individuales de los niños. Contribuir a que haya "tiempo para" escuchar a los niños que tienen dificultades.
  • Coordinación con el equipo docente en el sentido de que en todos los lugares se producen situaciones comunicativas.
  • Formación de profesores y sobre todo, si es necesario emplear en el Centro alguna técnica de comunicación no verbal.
  • Apoyo en el aula en la línea descrita anteriormente.
  • Por todo ello, se establecerá un programa de atención en el que se primaría la atención en grupo.
    Solo en casos absolutamente necesarios se sacaría al niño del aula intentando que esta atención se realizase en los momentos en que el resto de sus compañeros estén realizando trabajos individualizados. La actuación del logopeda no estaría centrada exclusivamente en el niño que presenta trastornos graves. Tendría función preventiva, con todos los niños; de apoyo a diversos trastornos, con grupos más o menos numerosos.
    La intervención logopédica se ocupa de la rehabilitación del lenguaje en su vertiente comprensiva y elocutiva. Incluye trastornos del habla, tales como dislalias, rinolalias, disartrias y disfonías, y trastornos del lenguaje, que comprenden retrasos audiogenos, afásicos y psicógenos fundamentalmente.
    Las técnicas logopédicas se basan en dos áreas:
    • Conocimiento de los procesos fisiológicos y cerebrales, así como los trastornos que surgen al estar afectados dichos procesos.
    • Conocimiento de los principios del aprendizaje que se refieran a la adquisición de léxico, ordenación de las frases (sintaxis) y al plano comprensivo del lenguaje.

      Al comienzo

Reeducación logopédica.

La reeducación logopédica se aplica a las dislalias, alteraciones de la resonancia nasal y trastornos de la voz.

  • Las dislalias pueden dividirse a su vez en dislalias orgánicas o disglosias (trastornos en la articulación por alteraciones anatómicas de los órganos periféricos del habla), dislalias funcionales (defectuosa articulación de los órganos periféricos sin que exista lesión anatómica alguna) y dislalias audiogenas (debidas a deficiencias auditivas).
  • Los trastornos de la resonancia nasal son debidos a malformaciones, fisuras, parasias, incoordinaciones, como en el caso de fisura palatina y labio leporino.
  • Entre los trastornos de la voz pueden nos encontramos con las disfonías, que no requieren la elaboración de estereotipos motóricos verbales. Las dislalias (trastornos de la articulación de la palabra por alteraciones en los órganos periféricos del habla) requieren ejercicios práxias o movimientos orofaciales y de estereotipos motóricos verbales, así como el plano elocutivo de la reeducación logopédica. Las rinolalias (disminución de la resonancia nasal) y las disartrias (trastornos de la articulación por alteración de conducción intracraneal) requieren los mismos ejercicios que en las dislalias. Las afasias (perdida del lenguaje por trastornos neurológicos) no requiere ejercitación de práxias orofaciales. Las alteraciones psicógenas solo necesitan de reeducación logopédica acompañado de psicoterapia.

    Al comienzo

Áreas a trabajar dentro de la reeducación logopédica:

  • Articulación
  • Discriminación auditiva
  • Expresión y fluidez verbal
  • Comprensión verbal
  • Oral
  • Escrita

Al comienzo

Objetivos de la intervención logopédica.

Prevenir reducir y readaptar, es decir, rehabilitar a los niños afectados de trastornos del lenguaje.

Al comienzo

Página principal