UNIDAD 6

EL ARTE ROMÁNICO

 

TEMA 1

LA ARQUITECTURA ROMÁNICA

 

Google                                     

 

1.2. Elementos sustentantes

A) Los muros

- Muros muy gruesos de piedra, a base de sillares regulares, generalmente, en los que domina el macizo sobre el vano. Las ventanas son escasas y pequeñas, recordando a menudo a saeteras.

    

B) Las columnas

- Son columnas de fuste cilíndrico y liso y no respetan las proporciones clásicas entre su diámetro y la altura.

    

- A veces con una escultura adosada, sobre todo en las jambas de las portadas.

C) Los capiteles

- Se abandona cualquier recuerdo de los órdenes clásicos.

    

- Son frecuentes los de decoración vegetal o con figuras humanas o de animales, reales, fantásticos o monstruosos.

- Importante el iconográfico o historiado, formado por un relieve donde se narran escenas sagradas del Antiguo y Nuevo Testamento o la vida y milagros de mártires y santos.

- Estos capiteles tienen un claro sentido didáctico, sobre todo en una época en la que sólo unos pocos privilegiados sabían leer y escribir.

D) Los pilares

- El pilar es el gran protagonista como soporte.

    

- Robusto para poder sustentar las pesadas cubiertas, formado por un núcleo central cuadrado o cruciforme, al que se adosan a veces columnas o medias columnas, dando lugar a lo que se denomina pilar compuesto, que con el tiempo se irá complicando cada vez más según evolucionen las cubiertas hacia el estilo Gótico.

1.3. Elementos sostenidos

- Las techumbres de madera precedentes se irán abandonando paulatinamente a favor de las abovedadas de piedra.

A) Los arcos

- El arco románico por excelencia es el de medio punto, que en ocasiones encontramos peraltado.

    

B) Las bóvedas de medio cañón

- La bóveda más habitual es la de medio cañón.

    

- A lo largo de su recorrido longitudinal suele verse reforzada con arcos fajones, que descargan los empujes de la cubierta sobre los pilares, que a su vez están enlazados por arcos paralelos al eje de la bóveda, los arcos formeros.

- Pero para asegurar la estabilidad de estos abovedamientos no basta con los gruesos muros y los arcos fajones, además, coincidiendo con estos últimos, se utilizan los contrafuertes o estribos, que son fuertes pilares adosados al exterior de los muros.

C) Las bóvedas de arista

- Junto a la bóveda de cañón, que suele cubrir la nave central, aparece también la bóveda de arista, generalmente en las naves laterales.

- Estas bóvedas contrarrestan los empujes de la nave central, transmitiendo los empujes de esta hasta los potentes muros y contrafuertes.

D) La bóveda de cuarto de cañón

- Las tribunas, galerías altas sobre las naves laterales, son frecuentes en las iglesias de peregrinación con la finalidad de aumentar su capacidad. Las aberturas de éstas sobre la nave central se denomina triforio, aunque generalmente se suele reservar este concepto para las estrechas falsas tribunas de las catedrales góticas.

- Las bóvedas que cubren estas tribunas son de cuarto de cañón y tienen como función pasar los empujes de la cubierta central hasta el exterior.

E) Las bóvedas de cuarto de esfera

- Los ábsides y absidiolas se cubren con bóvedas de cuarto de esfera.

F) Las cúpulas

- En el espacio central del crucero suele disponerse una cúpula, sobre trompas si su base es octogonal o sobre pechinas si es circular.

          

- Cuando el conjunto se alza al exterior en forma de torre se denomina cimborrio.

    

 

Anterior          Siguiente

 

 

Volver a la página principal de Historia del Arte 

 

Google                                            

 

 

 

 

 

© Jesús A. Manzaneque Casero

 

Profesor de Educación Secundaria

I.E.S. Isabel Martínez Buendía

Pedro Muñoz (Ciudad Real)

 ESPAÑA

 

jmac0005@almez.pntic.mec.es