.

UNIDAD 8

EL ARTE DEL RENACIMIENTO

 

TEMA 3

LA PINTURA RENACENTISTA

 

Google                                             

 

2.2. Evolución de la Pintura en el Cinquecento

- Florencia continúa siendo la capital del arte, pero sus figuras se trasladan a Roma, donde el Papa es ahora el mayor mecenas, o viajan por diversas ciudades.

- Mejor manejo del color, perdiendo su imperio el dibujo y el contorno, aunque los pintores florentinos siguen dándoles mayor importancia que otras escuelas.

- La luz adquiere una nueva importancia y con ella las sombras, casi ausentes en el siglo anterior. Las formas son ya redondeadas, no con apariencia tan plana como antes, gracias al claroscuro de luces y sombras se consigue el volumen, junto con otros recursos (como poner el brazo en primer plano).

- Ya no obsesión por la perspectiva, la profundidad se consigue ahora de una forma más natural, sin esfuerzo.

- Los paisajes se enriquecen, son más variados, unos luminosos, otros neblinosos o crepusculares, etc.

- La composición es clara, con frecuencia triangular, relacionándose las figuras con las miradas y gestos, con una única escena o destacando claramente la principal.

A) Leonardo da Vinci

- El tránsito del Quattrocento al Cinquecento lo encarna de modo excepcional Leonardo da Vinci, que ha sido considerado siempre uno el arquetipo de hombre renacentista por su pasión por todas las formas del saber, fue científico, escritor y artista.

- Discípulo de Verrochio, duda entre la escultura y la pintura, pero aunque cultiva las dos, se siente especialmente pintor e ingeniero.

- Como pintor su gran creación es el “esfumato”, artificio pictórico que consiste en prescindir de los contornos netos y precisos del Quattrocento, y envolverlo todo en una especie de niebla imprecisa, que difumina los perfiles y produce una impresión de inmersión total en la atmósfera. El paisaje adquiere así una misteriosa dimensión, y los personajes un encanto distante y enigmático.

- Tuvo muchísimos imitadores, su influencia fue definitiva para artistas de primer orden como Rafael o Correggio.

          

+ La Virgen de las Rocas

- Se muestra como gran maestro de la composición triangular y de los juegos de luces, las figuras se destacan de la penumbra de la cueva que hay tras ellas, lo que le da un aire de misterio.

- Una de sus obras paradigmáticas por la composición equilibrada, la idealización de los modelos y la perspectiva aérea, las figuras no tienen perfil, sus límites se pierden en una neblina conocida como “esfumato”.

+ La Gioconda o Monna Lisa

- Uno de los retratos más famosos del mundo, busto prolongado con las manos en primer plano.

- Dibujo difuminado mediante suaves contrastes de luces y sombras que además prestan volumen y un aire enigmático a las figuras, logra un “esfumado” perfecto.

- La suave y enigmática sonrisa produce esa misma impresión poco precisa, susceptible de interpretaciones diversas.

- No menos admirable es el lejano paisaje y sus efectos lumínicos, interponiendo atmósfera y perspectiva aérea entre la dama y su entorno.

+ Última Cena de Sta. María de las Gracias de Milán

- Gran fresco reducido hoy casi a ruinas por las malas condiciones de conservación y por la nueva técnica empleada por Leonardo, mezcla oleosa sobre temple.

- Composición muy cuidada, introduce un nuevo sentido de equilibrio, grupos que gesticulan y expresan diferentes sentimientos en sus rostros, sólo Cristo permanece quieto y silencioso, todo ello iluminado por la luz frontal y la del fondo de paisaje, que ayuda a lograr la profunda perspectiva.



B) Rafael Sanzio

- Su obra es enorme, tratando gran cantidad de temas: religiosos, retratos y grandes composiciones.

- No es un innovador, sino un artista que lleva a su perfección los descubrimientos de los anteriores, siendo quizá el artista que representa mejor que nadie la perfección del clasicismo.

- Destaca sobre todo por el encanto de sus “Madonnas”.

- También destaca por la calidad de sus elementos pictóricos: luces, composición, etc. Pero su gran aportación es la amplitud y profundidad que da a sus composiciones.

          

          

+ Desposorios de la Virgen

- Gran profundidad de la perspectiva, cerrada por un templo al fondo. Escalonamiento de tamaños de las figuras.

+ La Escuela de Atenas

- Platón y Aristóteles en medio de un espacioso encuadre arquitectónico, alegoría de la Filosofía.

- Considerada la obra maestra de Rafael y el prototipo de la pintura del Pleno Renacimiento por su armonía y perfección: perspectiva, composición de gran número de personajes, fuerza expresiva de los gestos, colorido, etc.

+ El Incendio del Borgo

- Demostración de su dominio del cuerpo humano y de la expresividad de las emociones.

+ La Madonna del Gran Duque

- Influencia de Leonardo en la gradación suave de las luces, en la ligera torsión de los cuerpos y en la expresión melancólica de la Virgen.

+ La Virgen del jilguero

- Ejemplo perfecto de la pintura del siglo XVI.

- Composición piramidal de la Virgen San Juan y el Niño enlazados con gestos y miradas.

- Destacan los volúmenes sobre un fondo paisajístico lejano.

+ Retrato del Cardenal del Prado

- Rafael es también un gran retratista, busca ante todo dar una visión idealizada y complaciente del retratado.



C) Miguel Ángel Buonarroti

- Fundamentalmente escultor, por lo que sus figuras conservan la importancia del dibujo, el deseo de movimiento y la apariencia más escultórica que pictórica.

- Ejercerá una influencia capital en artistas contemporáneos y posteriores, sobre todo del Manierismo.

          

+ Frescos de la Bóveda de la Capilla Sixtina

- Nueve historias del Génesis flanqueadas por Ignudi, Profetas y Sibilas en la bóveda, en los lunetos los Reyes de Israel, en los medios puntos de los muros los antepasados de Cristo y en las esquinas dramáticos relatos bíblicos.

- Sus figuras están cargadas de dinamismo, los colores que emplea son fríos y azulados, muy expresivos, los perfiles consiguen un volumen escultórico, la técnica es suelta y de vigorosas pinceladas, las figuras son grandiosas y de expresión terrible.

- Destaca la Creación de Adán, donde el gesto creador de Dios se proyecta a través del contacto eléctrico de los dedos, presentándonos el acto de la creación con una grandeza jamás igualada.

+ El Juicio Final de la Capilla Sixtina

- En esta obra refleja la visión sombría y pesimista del momento en que fue realizada, mediados del siglo XVI: el Dios de la Justicia, totalmente desnudo (cubierto por Volterra), castiga con fuerza a sus detractores, alrededor una riada humana en variadas formas y actitudes en movimiento.

- Colosalismo y gran dinamismo, carencia de espacio para las figuras y sensación de angustia, dramatismo, en todos estos rasgos encontramos ya las raíces del Manierismo.

 

 

Anterior          Siguiente

 

 

Volver a la página principal de Historia del Arte 

 


Google                                                    

 

 

 

 


© Jesús A. Manzaneque Casero

 

Profesor de Educación Secundaria

I.E.S. Isabel Martínez Buendía

Pedro Muñoz (Ciudad Real)

 ESPAÑA

 

jmac0005@almez.pntic.mec.es