.

UNIDAD 9

EL ARTE BARROCO

 

TEMA 4

LA PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

 

Google                                                       

 

6. LA ESCUELA MADRILEÑA

- A la Escuela Madrileña pertenecen los pintores que trabajan en la Corte y realizan otros encargos distintos de los de Velázquez. Los principales pintores, además de los discípulos directos de Velázquez, Juan de Pareja y Juan Bautista Martínez del Mazo, de esta escuela fueron:

6.1. Juan Carreño de Miranda

- Es un pintor que trabaja fundamentalmente en la Corte, donde cumple con Carlos II un papel similar al realizado por Velázquez a órdenes de Felipe IV, siendo por tanto sobre todo pintor de retratos.

- También se caracteriza por realizar importantes estudios de perspectiva en sus pinturas de grandes bóvedas.

          

+ Retrato de Carlos II: Representa al monarca con un aspecto raquítico y enfermizo, de rostro pálido y largos cabellos que le caen a ambos lados de los hombros, enmarcado en un ambiente palaciego; destaca su colorido, similar al de Velázquez, influencia que se observa también en el tratamiento sobrio y serio de la dignidad real.

+ La Reina Doña Mariana de Austria: Aquí también influencia de Velázquez en la pincelada suelta.

+ La Monstrua: En relación con los bufones velazqueños.

6.2. Claudio Coello

- Fue el último pintor de cámara de los Austrias, de Carlos II, teniendo por eso contacto con Carreño. Junto con su labor de retratista, influenciado asimismo por Velázquez, destacan sus trabajos al fresco y las composiciones en lienzos de grandes proporciones. Dominó también perfectamente la técnica de la perspectiva aérea.

     

+ Retrato de Carlos II: Además del realismo del retrato destaca la representación de la decadencia física e intelectual de esta monarca, último de los Austrias.

+ Adoración de la Sagrada Forma: Espléndida galería de retratos de los personajes de la Corte; presenta una composición diagonal y de gran teatralidad, propia del Barroco; el estudio de la perspectiva aérea es muy similar a los de Velázquez, donde el espectador parece integrarse en la composición, lográndose la espacialidad por medio de la sabia utilización de la iluminación.



7. PINTORES DE FINALES DEL XVII EN SEVILLA

7.1. Bartolomé Esteban Murillo

- Pertenece a la generación final de artistas barrocos del s. XVII.

- En sus obras embellece la realidad y se produce el triunfo del sentimentalismo, incluso en los temas de miseria y pobreza, anticipándose con ello al Rococó. La temática de sus composiciones es esencialmente religiosa, de carácter familiar y tierno; también trató también temas costumbristas. En cuanto a las características técnicas de su obra se observa una importante preocupación por el colorido, su pintura evoluciona hacia una pincelada más abreviada, que ofrece formas cada vez  más difuminadas y vaporosas  y le interesa menos la composición que a Zurbarán y  Velázquez.

+ La Sagrada Familia del pajarito: Tema religioso tratado como si fuera un episodio hogareño; de gran ternura, intimidad y misticismo su estilo tuvo un amplio éxito popular, repitiendo los mismos temas sin descanso.

    

+ La Inmaculada Concepción de los Venerables o de ''Soult'': En esta obra, hoy en el Museo del Prado tras un azaroso periplo, realiza una representación juvenil de la Virgen, prototipo formal y espiritual de donde partirán todas las variantes posteriores de este tema iconográfico, muy repetido a lo largo de toda su producción pictórica; en cuanto al estilo decir que ablanda los contornos, difumina la figura y multiplica el numero de ángeles que rodean a la Inmaculada, además son importantes el color y la luz, centrados en los ropajes movidos por el viento.

+ Niños comiendo melón y uvas: Los temas de género son un capítulo destacable dentro de la obra de este pintor, donde representa la realidad de una manera ideal y optimista, rehusando reflejar la miseria y la pobreza de estos personajes y centrándose en el lado amable de la realidad.

    

+ Niños jugando a los dados: De similares características; composición llena de gracia y picardía, donde la figura central  se representa en la sombra y contrasta con la luminosidad de los otros personajes, reflejando animación en los rostros y ademanes; en cuanto al colorido decir que domina una amplia gama de tonos ocres y marrones; también destaca el bodegón que aparece en uno de los ángulos del cuadro.

7.2. Juan de Valdés Leal

- Le interesan más la expresividad y el estudio de la luz que la belleza, destacando asimismo por la exaltada pasión, el movimiento de sus composiciones, una rápida técnica de ejecución y un gran colorido, que hacen que su obra sea plenamente barroca. Su temática es fundamentalmente religiosa, aunque orientada hacia lo desagradable y lo macabro.

    

+ Pinturas del Hospital de la Caridad de Sevilla: Obras con un claro simbolismo moralizante, de tema macabro alusivo a la banalidad de la vida terrena y a la igualdad humana en la vida de ultratumba; son dos cuadros de gran crueldad, In ictu oculi (en un abrir y cerrar de ojos) y Finis gloriae mundi (el final de las glorias terrenales), donde dominan la oscuridad y el desorden, produciendo en el espectador un gran desasosiego. Estas pinturas reflejan el pesimismo reinante a finales del barroco español, contrastando con la dulce visión de la vida que ofrece su contemporáneo, el pintor Murillo.

 

 

Anterior

 

 

Volver a la página principal de Historia del Arte 

 


Google                                                              

 

 

 



© Jesús A. Manzaneque Casero

 

Profesor de Educación Secundaria

I.E.S. Isabel Martínez Buendía

Pedro Muñoz (Ciudad Real)

 ESPAÑA

 

jmac0005@almez.pntic.mec.es