VOCABULARIO DE ARTE POR TEMAS

 

EL ARTE ROMÁNICO

 

Google                              

 

- ABOCINADO: Dícese de cualquier vano cuya anchura aumenta o disminuye progresivamente. Son característicos del Románico, principalmente, aunque también los encontramos en las portadas góticas, entre los siglos XI y XV, como podemos apreciar en el Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela, del siglo XI, o en el Pórtico occidental de la Catedral de León, del siglo XIII.

         

- AJEDREZADO: El taqueado jaqués o ajedrezado, muy difundido en diversas versiones en el Románico español y que arranca de la Catedral de Jaca, de finales del siglo XI, es un motivo decorativo arquitectónico en relieve semejante a un tablero de ajedrez.

- ARQUIVOLTA: Rosca o frente de un arco. Se emplea corrientemente en plural, refiriéndose al conjunto de arcos inscritos unos en otros que organizan una portada abocinada. Es frecuente en el Románico y el Gótico, entre los siglos XI y XV, como podemos apreciar en el Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela o en el Pórtico occidental de la Catedral de León. También archivolta. [Ver fotos de “abocinado”]

- BANDA LOMBARDA: En las construcciones románicas son fajas verticales de poco saliente sobre el muro, dividiéndolo en entrepaños que suelen acompañarse de arquerías ciegas a modo de friso, los arquillos lombardo. Las bandas lombardas invaden los muros laterales, los ábsides y los campanarios. Este motivo decorativo arquitectónico, originario del norte de Italia, se difundirá por toda Europa durante el Románico, como podemos apreciar en la cabecera de San Clemente de Tahull, ejemplo característico del Románico catalán de montaña, del siglo XII.

- BESTIARIO: Conjunto de figuras de animales reales, fantásticos o monstruosos con un significado moral tallados en una obra arquitectónica, sobre todo en los capiteles de las iglesias y, principalmente, monasterios románicos, como por ejemplo las “arpías” del Claustro del Monasterio de Silos, del siglo XI.

- CABECERA: Testero de la iglesia o parte en la que se halla el altar mayor o principal, como ejemplo podemos citar la cabecera de San Clemente de Tahull, ejemplo característico del Románico catalán de montaña, del siglo XII. Al exterior usamos el concepto para referirnos al extremo del templo constituido por presbiterio y ábside. [Ver fotos de “banda lombarda” y ésta de “cabecera”]

- CIMBORRIO: Construcción elevada sobre el crucero de las iglesias, habitualmente tiene forma de torre de planta cuadrada u octagonal, que descansa sobre los arcos torales y las pechinas o trompas y que sirve para acoger una bóveda o cúpula e iluminar el interior del edificio. Son frecuentes en el Románico y el Gótico, entre los siglos XI y XV, siendo muy característicos los del Románico de la región del Duero por sus influencias orientales, como podemos apreciar en la Catedral de Zamora, del siglo XII.

- CLAUSTRO: Galería cubierta que rodea el patio interior de una iglesia o un monasterio, como por ejemplo el Claustro del Monasterio de Silos, Románico del siglo XI.

- CONTRAFUERTE O ESTRIBO: Macizo de piedra adosado durante el Románico a la parte exterior de un muro, al que sirve de refuerzo para soportar la presión lateral o los empujes de una bóveda, como podemos observar en San Martín de Bromista, del siglo XII. En el Gótico está aislado, exento, no adosado al muro, y es el encargado de trasladar los empujes del edificio a través de los arbotantes hasta el suelo, como se puede apreciar, por ejemplo, en la Catedral de León, del siglo XIII.

         

- CRUCERO: Lugar de una iglesia en el que se cruzan el transepto y la nave principal, que se generaliza a partir del Románico, señalado en planta con una cúpula sobre trompas, como en la Catedral de Santiago de Compostela, de finales del siglo XI, o sobre pechinas, como en la Catedral de Zamora, del siglo XII, y una torre o cimborrio al exterior.

         

- DEAMBULATORIO O GIROLA: Galería semicircular prolongación de las naves laterales que rodea la parte trasera del presbiterio de una iglesia. En los edificios de planta central espacio deambulante que rodea el espacio central. [Ver y comparar las dos plantas anteriores, una con girola y otra sin ella]

- ESPADAÑA: Pared elevada sobre la fachada, que sirve de campanario en ausencia de éste. Suele poseer uno o más vanos en los cuales se ubican las campanas, es muy habitual en las pequeñas iglesias del románico rural, como por ejemplo en la Ermita de San Quirce de Durro, ejemplo del Románico catalán de montaña, del siglo XII.

- ESTRIBO O CONTRAFUERTE: [Ver texto y fotos de “contrafuerte” más arriba]

- FORMERO (ARCO): Elemento arquitectónico curvo que discurre paralelo al eje longitudinal de las naves de una iglesia; su función es sostener los muros superiores de separación entre las naves central y laterales. Si el edificio es de una sola nave, los arcos formeros irán empotrados en el muro, es decir, serán arcos ciegos. Los arcos formeros van de pilar a pilar coincidiendo con los tramos de la bóveda. [Ver fotos de “crucero” y de “cabecera”]

 

Continuación del vocabulario de este tema

 

 

Volver a la página principal del Vocabulario 

 

 

 

 © Jesús A. Manzaneque Casero

 

Profesor de Educación Secundaria

I.E.S. Isabel Martínez Buendía

Pedro Muñoz (Ciudad Real)

 ESPAÑA

 

jmac0005@almez.pntic.mec.es

 

 

 

Google