GLOSARIO DE TÉRMINOS ARTÍSTICOS

 

LETRA P

 

Google                              

 

- PILAR: Elemento sustentante vertical de sección poligonal. El más básico es el pilar cuadrado (ejemplo, Templo de la Reina Hatshepsut en Deir-el-Bahari, Imperio Nuevo Egipcio, siglo XV a. C.); en Románico, siglos XI y XII, aparece el pilar cruciforme (ejemplo: Interior de la Catedral de Santiago de Compostela, del siglo XII), al ajustarse a los cuatro arcos que corresponden a cada tramo de la nave de un edificio; complicándose aún más con el tiempo, durante el Gótico, siglos XIII al XV, aparece el pilar baquetonado (ejemplo, Interior de la Sainte Chapelle de París, del siglo XII). Los pilares no suelen ajustarse a la normativa de los órdenes.

                    

- PILASTRA: Si un pilar está adosado al muro se denomina pilastra, utilizándose frecuentemente en este caso los órdenes arquitectónicos clásicos. Si la pilastra se sitúa detrás de una columna se denomina RETROPILASTRA. Ejemplo: Panteón de Agripa de Roma, Período Imperial Romano, siglos I y II).

- PILONO: Cada una de las obras macizas troncopiramidales, con las paredes en talud, que forman la entrada del templo egipcio del Imperio Nuevo, mediados del II milenio a C. Son dos, uno a cada lado de la entrada, y suelen estar decorados con HUECORRELIEVES, relieves en los que el bulto no sobresale, sino que su borde se encuentra rehundido respecto a la superficie plana. Ejemplo: Pilonos del Templo de Horus en Edfú, de Época Ptolemaica, siglo III a. C.

- PINÁCULO: Remate piramidal, muy puntiagudo, con tracería, ganchos y otros detalles de embellecimiento, situado sobre los estribos exteriores de los monumentos del Estilo Gótico, siglos XIII al XV. Su función no sólo es decorativa, sino también constructiva al contribuir a desviar parte de los empujes oblicuos desde los arbotantes a los contrafuertes.

- PIRÁMIDE: Monumento egipcio de piedra y forma piramidal que servía de sepultura monumental a los faraones, principalmente del Imperio Antiguo, III milenio a. C. La construcción de pirámides pasó por varias fases, hasta que a partir de la IV dinastía se inicia una época de colosalismo que se manifiesta principalmente en las pirámides de la necrópolis de Giza, Pirámides de Keops, Kefrén y Mikerinos. La tumba tenía dos misiones principales, por un lado proteger al cuerpo de la intemperie y, por otro, de los ladrones que se sintiesen atraídos por los enormes tesoros guardados en su interior. Cuánto mayor era el rango de la persona mayor era su tumba y puesto que según la tradición después de muertos los faraones se convertían en dioses, sus tumbas fueron las más monumentales.

- PLANTA: Las plantas (ejemplo, Planta de la Catedral de Santiago de Compostela, Románico, siglo XII) son como la huella de un edificio y muestran sus detalles sobre un plano horizontal, apareciendo en ellas los muros, vanos, soportes, tipo de bóvedas,  naves, habitaciones, etc. Además, a partir de ellas sabemos el tipo de edificio de que se trata y, por supuesto, la forma de la planta (centralizada, cruz griega, cruz latina, etc.).

- PLATERESCO: Este estilo arquitectónico puramente español se desarrolla cronológicamente en la primera mitad del siglo XVI, correspondiendo con el reinado de Carlos I de España y V de Alemania. Se trata de un estilo ornamental que abarca desde las últimas obras del Gótico Flamígero hasta la consolidación de las formas  plenamente renacentistas libres de pervivencias góticas y platerescas, es decir, hasta lo que se denomina Estilo Clasicista por su clara influencia italiana. La característica fundamental que define el Estilo Plateresco es la profusión decorativa, que combina simultáneamente elementos de influencia italiana con otros hispanos, como medallones, escudos, balaustradas y figuras humanas, animales o vegetales entrelazadas, los denominados grutescos, se conjugan con habilidad y cubren las superficies de los edificios hasta desdibujar sus originarias líneas puras. Esta característica le valió la denominación de “plateresco”, al comparar su minuciosa decoración con la tarea propia de  los plateros y orfebres. Ejemplo: Fachada de la Universidad de Salamanca, de Estilo Plateresco, principios del siglo XVI. [Ver foto de “Grutesco”]

- POLÍPTICO: El retablo evoluciona durante el Gótico, siglos XIII al XV, pasando de una tabla a dos, “díptico”, tres, “tríptico” o a muchas, “políptico”, siendo las tablas laterales abatibles con el fin de cerrar el conjunto. En este caso su cara exterior se pinta con tonos grises, “grisallas”, que semejan esculturas. La creación de estos retablos supuso una gran novedad; la pintura se independiza del muro y se hace más humana y anecdótica, favorece la composición e incluso la devoción popular. Ejemplo: El Políptico del Cordero Místico, de Jan van Eyck, siglo XV.

- POP-ART: El arte pop (Pop-Art o Arte Popular) fue un movimiento artístico surgido a finales de los años cincuenta del siglo XX en Inglaterra y en los Estados Unidos; sus características son el empleo de imágenes y temas tomados del mundo de la comunicación de masas aplicados a las artes visuales. Se puede decir que subraya el valor iconográfico de la sociedad de consumo. Puede afirmarse que el arte pop es el resultado de un estilo de vida, la manifestación plástica de la cultura pop, caracterizada por la tecnología, el capitalismo, la moda y el consumismo, donde los objetos dejan de ser únicos para ser pensados como productos en serie. Ejemplo: Lata de sopa Campbell de Andy Warhol.

- POSTIMPRESIONISMO: El término post-impresionismo se aplica a los estilos pictóricos del finales del siglo XIX y principios del XX - tras el impresionismo. El post-impresionismo era tanto una extensión del impresionismo como un rechazo a sus limitaciones. Los post-impresionistas continuaron utilizando colores vivos, una aplicación compacta de la pintura, pinceladas distinguibles y temas de la vida real, pero intentaron llevar más emoción y expresión a su pintura. Aunque a menudo exponían juntos Toulouse Lautrec, Van Gogh, Gauguin o Cezanne, no se trataba de un movimiento cohesionado. Sus formas más exageradas y el uso del color y líneas prepararon el terreno para los estilos que seguirían más adelante del siglo XX, como el fauvismo o el cubismo. Ejemplo: La noche estrellada de Van Gogh.

- PRERROMÁNICO: El término prerrománico no se suele emplear como definitorio de una forma artística particular, sino más bien como expresión genérica que designa cualquier manifestación artística que preceda temporalmente al arte románico y que sea posterior al periodo clásico romano. Tampoco es una denominación aplicable a un área geográfica determinada, sino que se hace extensiva al arte de Europa occidental en general. Así pues, el término prerrománico se aplicaría, en lo temporal, a todo el lapso comprendido entre mediados del siglo V (caída del Imperio Romano de Occidente) y principios del siglo XI (expansión del románico), y en lo estilístico, al Arte Ostrogodo, el Arte Longobardo, el Arte Carolingio, el Arte Otoniano, etc., estando representado en España por el Arte Visigodo, el Arte Asturiano y el Arte Mozárabe.

- PRONAOS: Vestíbulo que en el templo griego precede a la naos, o cámara central donde se encuentra la estatua del dios, se trata en realidad de la prolongación longitudinal de los muros de la cella o naos, rematados con una especie de pilastras denominadas “antae”.

- PROPILEOS O PROPÓLEOS: pórtico que da acceso al témenos o recinto sagrado en los santuarios y acrópolis de la Grecia clásica, generalmente formado por un conjunto de edificios y columnatas que conforman una entrada monumental, como en los Propileos de la Acrópolis de Atenas, de la segunda mitad del siglo V a. C.

- PRÓSTILO: templo que se caracteriza por que en la fachada de entrada tiene cuatro columnas delante del pórtico.

- PSEUDOPEPTÍPERO: templo períptero cuando las columnas están adosados a los muros de la cella. Ejemplo, la Maison Carrée de Nimes, templo romano de época de Augusto, siglos I a. C. y I d. C..

- PUNTILLISMO: El Neoimpresionismo fue un movimiento que intentaba renovar el Impresionismo desde dentro, entre sus características destaca su intento de realizar un “Impresionismo científico”, consistente en la separación cromática no por instinto sino siguiendo los códigos y reglamentos de las leyes de la óptica, según la división científica del color. En sus obras los pintores neoimpresionistas emplean la técnica del “puntillismo”, consistente en la aplicación sobre el lienzo de pequeñísimas pinceladas, puntos de color, que se funden entre sí en la retina del espectador. Entre los pintores puntillistas destacan Seurat y Signat. Ejemplo: El baño de Asnieres, de Seurat.

 

Anterior

 

 

 

 

 © Jesús A. Manzaneque Casero

 

Profesor de Educación Secundaria

I.E.S. Isabel Martínez Buendía

Pedro Muñoz (Ciudad Real)

 ESPAÑA

 

jmac0005@almez.pntic.mec.es

 

 

 

Google