GLOSARIO DE TÉRMINOS ARTÍSTICOS

 

LETRA A

 

Google                                

 

- ANTROPOMORFO: Representación que recuerda o sugiere la forma del cuerpo humano, muy frecuente en el Arte Prehistórico Levantino. Ejemplo: Arquero de la Cueva de la Valltorta, entre el V y el IV milenio a. C.

- APAREJO: Forma o modo en que quedan colocados los materiales en una construcción: en especial, los sillares o ladrillos de un muro. El aparejo puede ser:

Aparejo irregular: entre los que destaca el ciclópeo (Murallas de Tirinto), de piedras irregulares de gran tamaño; el de mampostería, de piedras sin labrar llamadas mampuestos (Restos de viviendas ibéricas); y el de sillarejo (Iglesia de San Miguel de Lillo), de sillares de pequeño tamaño labrados toscamente.

                    

Aparejo regular: entre los que destacan el de sillares, piedras labradas de sección rectangular, pudiendo ser isódomo a soga (Templo de Atenea Nike), cuando está realizado con piezas en paralelepípedo iguales unas a otras y aparecen al exterior vistas por su lado ancho, a soga y tizón (Ponte Bibei), cuando los sillares aparecen al exterior vistos alternadamente por su lado ancho y estrecho, almohadillado (Palacio de Carlos V en la Alhambra de Granada de Machuca), cuando los sillares tienen los vértices rehundidos, etc.

                    

- APODYTERIUM: Sala que en las termas romanas, como las de Caracalla en Roma, siglo III, o las de Segóbriga en España, se hallaba cercana al pórtico de entrada al recinto y se utilizaba como vestuario, donde los clientes se desnudaban y dejaban sus prendas en unas alacenas o nichos, construidos más o menos a la altura de la cabeza. Alrededor de toda la estancia había un banco corrido de mampostería para sentarse mientras se despojaban de sus vestimentas. En el apodyterium había varias puertas que comunicaban bien con la palaestra bien con los baños propiamente dichos.

         

- APUNTADO (arco): También llamado arco ojival, está compuesto por dos porciones de curva que forman un ángulo en la clave, por lo que tiene dos centros. Es típico de la arquitectura del Gótico (siglos XIII al XV).

- ARCO (Se indicarán y explicarán las partes de las que consta: dovelas, clave, intradós, trasdós): El arco es un elemento sostenido de forma curva, constituido por varias piezas llamadas dovelas, que encajan en forma de cuña, lo que impide que se caigan. Gracias a estas características el vector vertical del peso desaparece y se transforma en oblicuo, por lo que el peso es soportado exclusivamente por los apoyos del arco (ver la figura Arcos de medio punto más abajo). Con el tiempo irán evolucionando en busca de las más geniales soluciones para evitar que se derrumben los muros y para que éstos soporten el menor peso posible, lo que modificará radicalmente los elementos sustentantes.

Los elementos fundamentales del arco son (ver la figura del Arco más abajo): dovelas, sillares radiales en forma de cuña; salmer, las dos primeras dovelas; clave, la central y más alta; impostas, donde se apoya el arco; luz, su anchura; intradós, parte interna o inferior; trasdós, parte externa o superior.

          

Los arcos reciben distintos nombres según sea su situación en el edificio: arco fajón es el que separa los tramos de una bóveda de cañón, de la que son refuerzo a distancias regulares, coincidiendo generalmente con pilares y pilastras al interior y contrafuertes al exterior; arco formero es cada uno de los que comunican la nave central con las laterales; arco toral es cada uno de los cuatro arcos que forman el crucero. Podemos apreciarlo en cualquier planta, interior o sección de iglesias románicas, siglos XI y XII, o góticas, siglos XIII al XV, como en Santa Fe de Conques.

                    

Tipología de arcos más comunes (ver la figura Tipos de Arcos más abajo): de medio punto, medio arco de circunferencia; apuntado, dos con distintos centros; peraltado con prolongación recta hasta las impostas; de herradura, mayor de media circunferencia; lobulado, con lóbulos u ondas yuxtapuestas; etc.

- ARQUITRABE: parte inferior del entablamento sobre el que descansa el friso y que apoya directamente sobre la columna. En el orden dórico es liso, pero en los órdenes jónico y corintio está dividido en tres bandas horizontales.

- ARQUIVOLTA: Rosca o frente de un arco. Se emplea corrientemente en plural, refiriéndose al conjunto de arcos inscritos unos en otros que organizan una portada abocinada. Es frecuente en el Románico y el Gótico, entre los siglos XI y XV, como podemos apreciar en el Pórtico occidental de la Catedral de León, del siglo XIII. También archivolta.

- ARTE ABSTRACTO: Estilo artístico que surgió alrededor de 1910 y cuyas consecuencias múltiples han hecho de él una de las manifestaciones más significativas del espíritu del siglo XX. El arte abstracto deja de considerar justificada la necesidad de la representación figurativa y tiende a sustituirla por un lenguaje visual autónomo, dotado de sus propias significaciones. Este lenguaje se ha elaborado a partir de las experiencias fauvistas y expresionistas, que exaltan la fuerza del color y desembocan en la llamada abstracción lírica o informalismo, o bien a partir de la estructuración cubista, que da lugar a las diferentes abstracciones geométricas y constructivas. Ejemplos: Arco negro de Kandinsky y Composición 4 de Mondrian, del siglo XX.

         

- ARTESONADO: Techo de madera al descubierto en forma de artesa invertida, de forma cuadrada o poligonal y ricamente decorado. Encontramos un bello ejemplo de cedro, reproduciendo 105 estrellas como representación de los siete cielos islámicos en el Salón de Embajadores de La Alhambra de Granada, del Período Nazarí del Arte Musulmán en España, del siglo XIV.

- ASTRÁGALO: moldura convexa de perfil semicircular, que se coloca en la base de los capiteles, entre éste y el fuste de la columna.

- ATRIO: El atrio era el núcleo de la casa romana y consistía en un patio abierto; los mejor conservados se encuentran en Pompeya debido a la erupción del Vesubio del año 79. El atrio estaba flanqueado, a lo largo de sus dos lados mayores, por los dormitorios. Al centro del atrio había una fuente, el Impluvium, que servia para recoger las aguas lluvias que caían a través de la abertura del techo, el Compluvium. La habitación principal de la casa, el Tablinum, remataba el patio, oponiéndose al vestíbulo y continuando con el sentido axial ordenador de la casa.

         

 

Anterior

 

 

 

 

 © Jesús A. Manzaneque Casero

 

Profesor de Educación Secundaria

I.E.S. Isabel Martínez Buendía

Pedro Muñoz (Ciudad Real)

 ESPAÑA

 

jmac0005@almez.pntic.mec.es

 

 

 

Google