UNIDAD 1

INTRODUCCIÓN A LA HISTORIA DEL ARTE

 

TEMA 2

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LA OBRA ARQUITECTÓNICA

 

Google
 

INTRODUCCIÓN: LA ARQUITECTURA

- La arquitectura es el arte de proyectar y construir edificios con el fin de crear espacios interiores.

- Esto solamente presenta una verdadera dificultad constructiva, la cobertura superior o elemento sostenido, del que depende toda la estructura arquitectónica y llega a condicionar todo el estilo. Toda la historia de la arquitectura es la de los sistemas de cubrimiento, la historia de los elementos sostenidos; los elementos sustentantes serán una consecuencia de los elementos sostenidos.

1. REPRESENTACIÓN DE LAS FORMAS ARQUITECTÓNICAS

- Las plantas (fig. 1: Planta de la Catedral de Santiago de Compostela) son como la huella de un edificio y muestran sus detalles sobre un plano horizontal, apareciendo en ellas los muros, vanos, soportes, tipo de bóvedas,  naves, habitaciones, etc. Además, a partir de ellas sabemos el tipo de edificio de que se trata y la forma de la planta.

- Las secciones (fig. 2: Sección y planta de la Basílica de Santa Sofía de Constantinopla) muestran detalles del alzado del edificio representado, pudiendo ser transversales o longitudinales.

- En las fachadas (fig. 3: Fachada de Notre-Dame de París; y fig. 4: Fachada de la Catedral de Cuenca) debemos tener en cuenta y comentar, principalmente, los siguientes elementos: los cuerpos o zonas horizontales; las calles o secciones verticales; los vanos, su cantidad, tamaño, forma, distribución, etc. Dentro de las fachadas debemos centrar la atención, cuando proceda, especialmente en su portada, por su interés decorativo.

         

- En las proyecciones (fig. 5: Proyección axonométrica de la Catedral de Saint-Sernin de Toulouse) podemos apreciar todos los aspectos anteriores a la vez, ya que son vistas simultáneas de la planta, las secciones y las fachadas de un edificio (fig. 6: Planta, sección y fachada de la Lonja de Valencia).

         

 

2. ELEMENTOS TÉCNICOS

2.1. Los materiales

- Los principales materiales usados en arquitectura, desde todos los tiempos, son fundamentalmente los siguientes:

- La piedra es el material de construcción más noble, asociándose a la idea de inmortalidad, sobre todo cuando se trata de mármol (fig. 7: Cromlech de Stonehenge; y fig. 8: El Partenón en la Acrópolis de Atenas).

Stonehenge         

- El barro lo encontramos fundamentalmente en dos formas diferentes: ladrillo, el “opus latericium” de los romanos (fig. 9: Calle de Pompeya), cuando es cocido en hornos; y adobe (fig. 10: Zigurat), cuando simplemente está secado al sol. Pero también hay que tener en cuenta, como elemento decorativo en muchos edificios, los ladrillos esmaltados y los alicatados de cerámica.

Calle_Pompeya_peq         

- El hormigón, argamasa formada por cal, guijos y cemento, el "opus cementium" de los romanos (fig. 11: Basílica de Majencio).

- La relación de materiales constructivos tradicionales no se puede cerrar sin hacer mención a otros, generalmente utilizados como elementos decorativos, como la cerámica o como la madera y el yeso, que junto con el adobe son los más pobres y que debido a sus problemas de conservación los encontramos muy difícilmente (fig. 12: Salón de Embajadores de la Alambra de Granada).

- Además de estos materiales, que mencionamos como los más importantes, habría que hablar también de otros, generalmente más contemporáneos, como el hierro (fig. 13: Torre Eiffel) o el hormigón armado, el acero y el vidrio, característicos de la arquitectura del siglo XX (fig. 14: Museo Salomón Guggenheim de Nueva York  de Frank Lloyd Wright). En los últimos años se experimenta con nuevos materiales, como el titanio (fig. 15: Museo Guggenheim de Bilbao de Frank O’Gheri).

                    

 

Continuación del tema

 

 

Volver a la página principal de Historia del Arte 

 

 

 

© Jesús A. Manzaneque Casero

 

Profesor de Educación Secundaria

I.E.S. Isabel Martínez Buendía

Pedro Muñoz (Ciudad Real)

 ESPAÑA

 

jmac0005@almez.pntic.mec.es

  

 

 

 

Google