23.-Argañoso - Fonfria - Matavenero - Foncebadón - Argañoso.
La ruta hippy. (Circular)

Des. Acum.
Kms
Grado dif.
Calificación
Track
Waypoints
Mapa/s
Fotos
1180,19mts
34,31
40,07
MEDIA-ALTA
1 , 2 , 3

Ruta corta pero durilla. Caminos y pistas entre pinares, sendas antiguas, impresionantes trialeras de subida y de bajada .

Si eres de los que no soportan caminar un trecho con la bici de la mano, no hagas esta ruta y por supuesto no continúes leyendo, no es la tuya.

En el inicio de la ruta el track parece que nos pierde en el monte pero rápidamente nos devuelve a camino conocido, no preocuparse demasiado.

La he llamado "La ruta hippy" ya que pasa por algunas aldeas que en su día estuvieron abandonadas y desde hace ya muchos años han sido recuperadas por una comunidad hippy que hacen en estos valles el tipo de vida que les gusta sin molestar a nadie. Una gente muy maja aunque desconfiada por los recelos que saben que suscitan entre la gente de fuera. Sin embargo te ayudaran en todo lo que puedan si los necesitas y podrás apreciar como en unas condiciones tan duras de vida han conseguido implantar un modelo de sociedad que cubre las necesidades básicas de sus habitantes.

Se inicia en Argañoso un pueblín muy guapo de la zona de Astorga incrustado en el fondo de un valle, desde aquí subimos por senda y camino para enlazar en un cruce con la pista que recorre el tramo que va del puerto del Manzanal al puerto de Foncebadón. En este cruce seguiremos de frente dirección Fonfria por un bonito camino que mantenía aún nieve de las nevadas ocurridas en días pasados. LLegamos a Fonfria, un pueblín muy guapo orientado a la solana y que está habitado ocasionalmente por hippys. Continuamos por el camino que bordea la loma ganando altura levemente y pronto veremos al otro lado del valle colgado en la ladera el pueblo de Matavenero, nuestro siguiente objetivo. Tomamos un camino con muchas piedras que sale a la izquierda y después nuevamente a la izquierda por una senda que desciende al fondo del valle cuyo final parece no llegar nunca por la impresionante bajada trialera. Nos damos de bruces con la aldea de Poibueno, también habitada por hippys. Desde Poibueno nos tocará subir varios tramos con la bici de la mano hasta Matavenero, aunque en tiempo seco alguna de estas subidas será posible ciclarlas. Estamos en Matavenero, un lugar increíble colgado de una ladera buscando el sol que se pierde en el angosto valle donde se asienta Poibueno, el cual quizá no tenga ni una hora de luz solar en invierno. Desde Matavenero nos dirigimos por senda trialera de subida y pista después hasta Foncebadón, mítico lugar de paso del Camino de Santiago donde los lobos devoraban a los peregrinos que se aventurarán por estas tierras en los fríos y largos inviernos. Recomponemos fuerzas con el bocata y algo más y continuamos camino de Argañoso por caminos y pistas entre pinares.
Una bonita ruta de otoño tardío, casi invierno, aunque el día que la hicímos tuvimos muy buen tiempo.