12.- Vegamediana - Vegamediana. (Calzadas Romanas militares. Vadinia). (Circular).

Des. Acum.
Kms
Grado dif.
Calificación
Track
Waypoints
Mapa/s
Fotos
1178,05 mts
36,53
35,35
MEDIA-BAJA
1
1 , 2

Esta ruta discurre por una parte del antiguo territorio Vadiniense. Los Vadinienses eran una antigua tribu Cántabra originaría de la zona dónde se desarrolla la ruta que se las tuvo que ver con los Romanos cuando llegaron con sus legiones. Algunos autores han denominado a este territorio la "Cantabria Leonesa".

La idea de realizar una ruta aquí partió de la lectura del Cuaderno de campo (1) Roma contra Cántabros y Astures "La huella de las legiones" de Eutimio Martino, este libro detalla las supuestas vías militares que los Romanos construyeron y utilizaron para asediar y  doblegar la resistencia de las tribus  de la zona cuando se produjo la ocupación de este territorio el último de Hispánia que le faltaba por conquistar junto con el Astur en la otra orilla del Esla. Por cierto tardaron más en conquistar esta zona que Las Galias (! Si, las de Asterix y Obelix ¡). Lógicamente la ruta no discurre por el total de estas calzadas que son numerosas y muy abruptas mayormente, sino que se centra principalmente en las que circundan el macizo montañoso de PeñaCorada. Hay que advertir que el libro mencionado es un estudio y constituye una hipótesis de trabajo sobre lo que ocurrió en aquella época debido a que las fuentes escritas de aquel momento que recogió el historiador Tito Livio se perdieron. Por esta razón, varios historiadores contemporáneos, entre ellos el leonés Eutimio Martino polemizan sobre los lugares exactos y los restos arqueológicos que demuestran el paso de las legiones y los asentamientos originarios.

La ruta parte exactamente  de la fuente que esta situada en la carretera de Alejico a unos 300 metros del puente sobre el río Esla (el antiguo Astura) que une el valle de Sabero con la carretera N-625 , sigue por la orilla derecha río abajo pasando por los antiguos lavaderos de carbón de la antigua mina,  testigos de lo que fue el sustento de muchas familias de la zona que ahora han tenido que emigrar,  y bordea la localidad de Cistierna siempre por esta orilla del río hasta el Puente del Mercadillo. Este puente y otro derruido que nos encontraremos por el camino son de origen Romano.  Justo encima de este puente se sitúa lo que pudo constituir el campamento principal de las legiones que comenzaron la campaña de asedio de este valle, los denominados "Corrales de Yugueros" .

En el puente del Mercadillo giramos a la izquierda y nos dirigimos por una pequeña carretera con poco transito de vehículos hacia la localidad de Sorriba, en la que  podremos ver en alguna casa actuando como banco un antiquísimo molino de bellota de los que utilizaban aquellos legendarios Vadinienses. Atravesamos de frente este pueblín en dirección a Valmartino. Saliendo del pueblo tomamos un sendero bastante pendiente inicialmente y más tarde campo a través.

En Valmartino que posee vestigios de dos torreones defensivos continuamos hacia la carretera LE-V-2321 que une Cistierna con Guardo. Seguimos unos 2 kms por esta carretera y tomamos un desvío a la izquierda que nos lleva al abandonado pueblo de Quintana de la Peña por la antigua calzada que circundaba toda PeñaCorada, macizo que se sitúa a nuestra izquierda. Seguimos dejando la iglesia de Quintana de la Peña a nuestra izquierda por un camino que desciende y atraviesa un arroyo. En este punto el camino que nos llevará al Caserío Lomas esta poco marcado  y en subida. Desde Lomas sin perder más altura de la justa continuamos bordeando PeñaCorada para llegar a Robledo de la Guzpeña, por el que no es estrictamente necesario pasar.

Justamente antes de la subida que nos deja en Robledo parte un camino a la izquierda que se adentra en el valle de la Fervencia, seguimos por este camino dejando a nuestra izquierda una nave ganadera hasta  el punto en que este se termina. A partir de aquí seguimos de frente entrando en el encinar  y pronto daremos con una senda que nos lleva hasta la collada, lugar en el que se aprecia visiblemente el paso de la antigua calzada.

Nos enfrentamos a un tramo de bajada trialero (¡¡ ojo que tiene pendiente !!) que nos lleva a una campera (cuidado por que se ve camino de frente y la tendencia es a seguir de frente equivocando el camino adecuado), en la que giraremos a la izquierda para seguir un sendero que se adentra en un bosque de carballos en subida y que después desciende en bajada trialera levemente hacia la derecha (¡¡ ojo de nuevo!!) hasta enlazar con otro de más porte que sube del valle Valdelis y que en descenso nos  lleva hasta el Santuario de La Velilla.

Desde la Velilla seguimos descendiendo hasta La Mata de Monteagudo y en este pueblo giramos a la izquierda tomando la calzada que lo une con Fuentes de Peñacorada y que asciende en fuerte pendiente por un bonito bosque de carballos que en su parte final nos ofrece impresionantes vistas de las peñas circundantes y nos sitúa en la collada de Fuentes.

De esta collada parte una ancha pista que no hay que tomar,  sino que giraremos a la derecha por los vestigios de una antigua calzada romana que cruzaba desde el valle del Esla hasta el valle del Cea y bordeando la loma en leve ascenso seguimos hasta un bosquecillo que podemos ver de frente. Llegados al bosque (cuidado con el alambre cruzado) ya se ve el trazado de la calzada pero lo desecharemos y seguiremos por nuestros medios hacia abajo tomando sendero trialero en preciosa bajada que nos lleva a una fuente, situada en un lugar que albergo un antiguo cenobio, continuamos valle abajo por pradera hasta localizar un sendero que serpentea por la ladera derecha y se convierte en un bonito camino empedrado (calzada) que nos lleva a Fuentes de PeñaCorada.

Fuentes es un pueblín de postal que merece la pena contemplar detenidamente, tomar agua en su fuente y hablar con los paisanos de los caminos que atesora, sin ir más lejos la calzada que sube al Castillón, que aparecerá en el futuro como una variante de esta ruta. Atravesamos Fuentes en dirección a su iglesia y tomamos el camino de Santa Olaja , inicialmente hormigonado, se convertirá en senda trialera y rápida bajada al llegar a los prados. LLegamos a ver Santa Olaja desde lo alto, y tomamos el camino que continúa de frente hasta salir al cruce de Sabero en la N-625 que atravesaremos, avistándo ya el lugar de partida.

Perfil del track..