WB01343_.gif (599 bytes)

Canguro.

Marsupial australiano que también se puede encontrar en Nueva Guinea y Tasmania. Se han adaptado a una amplia variedad de hábitats, como llanuras abiertas, tierras arboladas, bosques, zonas rocosas, laderas de peñascos, y algunas especies se han convertido en arborícolas.

 

 

Especies.

Pertenecen a la familia Macropódidos, en la que también están incluidos los canguros arborícolas, que tienen las cuatro patas de la misma longitud, y los ualabi o Wallaby. El grupo está formado por 50 especies, agrupadas en 11 géneros, que son:

- Género Dendrolagus, o canguros arborícolas, que incluye siete especies, entre ellas: Dendrolagus bennettianus o canguro arborícola de Bennett, Dendrolagus lumholtzi o canguro arborícola de Lumholtz.

- Género Lagostrophus, que incluye una sola especie, Lagostrophus fasciatus o liebre wallaby de bandas.

- Género Lagorchestes, que incluye cuatro especies, entre ellas: Lagorchestes lepondes o canguro liebre, Lagorchestes conspicillatus o liebre wallaby de anteojos, Lagorchestes hirsutus o warrup o liebre wallaby occidental.

- Género Onychogalea, con tres especies, entre las que figuran Onychogalea fraenata o wallaby de bridas y Onychogalea lunata o wallaby lunado, extinguido.

- Género Petrogale, que incluye diez especies, entre ellas: Petrogale penicillata o ualabi de las rocas y Petrogale xanthopus, wallaby amarillo o wallaby de las rocas de cola anillada.

- Género Thylogale, que son los tilogalos o wallabys de matorral, y se conocen cuatro especies.

- Género Setonix, con una especie, Setonix brachiurus, quokka o cuoca.

- Género Wallabia, con una especie, Wallabia bicolor, wallaby colinegro.

- Género Dorcopsis, que son los wallabys dorcopsis, y tiene tres especies.

- Género Dorcopsulus, que tiene dos especies, y son los wallabys montanos.

- Género Macropus, con catorce especies, entre ellas: Macropus rufus o canguro rojo, Macropus giganteus, canguro gigante o canguro gris oriental, Macropus fuliginosus o canguro gris occidental o canguro ahumado, Macropus robustus, canguro rupestre o valaru robusto o euro, Macropus eugenii, tammar o dama, Macropus parryi o wallaby de Parry, Macropus parma o ualabi de Parma.

 

 

Morfología.

Sus tamaños y sus formas son muy variadas y están en relación con el hábitat que ocupan. Los más característicos son de cabeza pequeña y orejas grandes. Tienen los miembros anteriores pequeños en comparación con los posteriores, mucho más largos, que utiliza para impulsarse en el salto. La cola es larga y gruesa y sirve para lograr el equilibrio al correr o al saltar y como soporte al andar. Las patas delanteras terminan en cinco dedos con uñas; los grandes pies tienen dos dedos más largos, con uñas sobresalientes, que se corresponden con el cuarto y el quinto, y otros dos más pequeños que están alojados en una funda común salvo las uñas.

 

Los canguros tiene un marcado dimorfismo sexual en el tamaño, y en algunos casos también en el color del pelaje. Ambos sexos tienen una protuberancia cloacal, que incluye la abertura rectal y la urogenital en la hembra o el pene retraído en el macho; delante de la protuberancia hay un escroto pendulante en los machos maduros; la hembra tiene cuatro glándulas mamarias independientes con un pezón cada una en la pared abdominal y delante el marsupio, que es la bolsa que cobija a las crías. Las crías se desarrollan a un ritmo bastante parecido dentro de la bolsa materna, pero cuando salen de ella, el crecimiento del macho se incrementa y al llegar a adulto es mucho más voluminoso que la hembra.

Tienen dientes en ambas mandíbulas; entre los incisivos y los premolares existe un amplio hueco, llamado diastema; en su media mandíbula superior, presenta tres incisivos de igual tamaño, un premolar cortante y cuatro molares con dos crestas transversales y un prominente eslabón longitudinal que los conexiona; los dos incisivos inferiores están proyectados hacia fuera; los molares salen a lo largo de un relativamente largo período de su vida y con la edad van desplazándose hacia adelante.

Todas las especies tienen un estómago grande y saculado, parecido al de los rumiantes.

 

 

 

Etología.

Se han estudiado las preferencias alimenticias de algunas especies en algunas zonas del continente. Los resultados, por desgracia, se han extrapolado con frecuencia y sin sentido crítico a todas las zonas. En general, prefieren alimentarse, desde el anochecer hasta madrugada, en hábitats con monte bajo abierto, donde hay un mayor crecimiento de las hierbas.

 

Son animales que pueden vivir en grandes manadas. En estos sistemas sociales intervienen diversos factores, como son: hábitat, dieta, tamaño del cuerpo y movilidad. Su sociabilidad aumenta cuando son más corpulentos, tienen mayor movilidad, una actividad menos nocturna y una dieta basada en gramíneas en zonas abiertas.

 

Muchas especies de canguro están ampliamente extendidas, pero otras tienen necesidades muy concretas, como el valuru robusto, que es sedentario y vive en elevaciones, colinas rocosas y lugares escarpados, o los del género Petrogale, que habitan en amontonamientos de roca, acantilados y barrancos.

 

 

Reproducción.

La reproducción varía mucho con las especies. El canguro rojo es un reproductor oportunista, ya que se aparea y reproduce cuando las condiciones estacionales son favorables para la cría de la prole. Los canguros grises procrean durante todo el año, pero paren más crías en los meses de verano, pues salen de la bolsa en la época ideal, la primavera. Otras especies tienen una estación reproductora más restringida.

 

El galanteo puede durar unas pocas horas o prolongarse 2 ó 3 días. El macho sigue a la hembra que están en celo, husmeando con frecuencia la abertura de la bolsa urogenital y tocando la cola de la hembra con la pata. El ualabi macho hace característicos movimientos laterales y sinuosos con la cola, que producen chasquidos; el apareamiento puede ser breve o durar más de una hora, como en el caso del canguro gris.

 

En bastantes especies, como el cuoca, el apareamiento tiene lugar después del parto (estro post partum); en estos casos se suele producir un blastocito en reposo, que se desarrolla más tarde, cuando la cría del parto anterior abandone el marsupio.

 

Las crías nacen entre los 28 y 36 días del apareamiento. Son de un tamaño muy pequeño. Normalmente nace una sola cría, pero se han dado casos de nacer gemelos. Suben trepando por la pared exterior del cuerpo, agarrándose a los pelos de la madre, hasta llegar a la bolsa marsupial, donde se introducen y se agarran a uno de los cuatro pezones. Permanecen en la bolsa unos 8 meses, pero siguen volviendo a ella para mamar alrededor de seis meses más; en ese tiempo ya habrá nacido otra cría. Los jóvenes suelen relacionarse con sus madres hasta que alcanzan la madurez sexual.

 

Los asentamientos humanos en Australia desde finales del siglo XVIII han determinado cambios, a menudo drásticos, es su hábitat; así, la eliminación total o parcial de los arbustos y la degradación de las praderas por el ganado doméstico y por la introducción del conejo, han dejado muchas zonas inadecuadas para muchas especies menores que vivían y anidaban en la hierba. Sin embargo, en algunas zonas la desaparición de las hierbas altas, ásperas y secas debido al ganado introducido, ha permitido medrar a los grandes canguros.

 

Antes de la llegada de los europeos, los aborígenes comían la carne de los canguros y utilizaban sus cueros. Los primeros colonos también los utilizaron, pero la destrucción de sus hábitats y la introducción de nuevos depredadores, como el zorro rojo, los perros y los gatos domésticos, extinguieron algunas especies, y otras, como los canguros de mayor tamaño, incrementaron su número hasta convertirse en una plaga. Constituyen un grave problema para la economía de Australia, pues pueden entrar en los pastos, arrasándolos, y como tienen dientes en ambos maxilares, cortan la hierba más al ras, por lo que se les mata en cacerías o con veneno. Desde hace unos años, estas especies se hallan bajo control oficial.

 

Canguro arborícola.

Son canguros adaptados a la vida en los árboles. Se incluyen siete especies pertenecientes a la familia Macropodidae y al género Dendrogalus, entre las que están Dendrolagus bennettianus o canguro arborícola de Bennett, Dendrolagus lumholtzi o canguro arborícola de Lumholtz.

 

Los canguros arborícolas tienen cuatro patas casi de la misma longitud; las delanteras son muy robustas y musculadas, y las posteriores son más cortas, con fuertes uñas que les sirven para agarrarse a las ramas y enredaderas. Tienen los pies anchos y rechonchos; avanzan en sentido horizontal a saltos y trepan o retroceden por las ramas con movimientos alternos de sus pies. Son torpes en el suelo pero extraordinariamente ágiles y veloces trepando; cuando descienden, voluntariamente, de un árbol lo hacen de espaldas y con la cola baja.

 

El color del pelo varía considerablemente en las distintas especies; algunas tienen colores brillantes en la espalda, otras son blancas. El pelo suele ser bastante largo y la espesa pelambre de la nuca va dirigida hacia delante y actúa como impermeable natural. La cola es muy larga, peluda y termina en un mechón de pelo y le sirve de contrapeso. Las orejas son cortas y redondeadas.

 

Viven en las selvas húmedas, pero raramente se les ve, pues sus escondrijos naturales son inaccesibles y, además, son tímidos y asustadizos. Durante el día suelen dormir en los árboles en pequeños grupos, pero pasan mucho tiempo en el suelo, y cuando detectan algún peligro se precipitan a los árboles en busca de refugio.

 

Se alimentan de hojas de los árboles y las enredaderas, de helechos y de una gran variedad de frutas silvestres.

 

La reproducción es similar a la del resto de canguros. La rata almizclera marsupial es una excepción, pues habitualmente la hembra pare dos crías.

 

Canguros rata.

Los canguros rata están considerados por algunos autores antepasados del resto de los canguros. Se encuentran clasificados en una familia aparte basándose en su dentición. Tienen una semejanza superficial con las ratas, salvo en las patas traseras, bastante más largas que las delanteras.

 

Pertenecen a la familia Potoroidae; son 10 especies incluidas en 5 géneros, entre las que se encuentran:

- Género Hypsiprymnodon, con una sola especie, Hypsiprymnodon moschatus o rata almizclera marsupial.

- Género Potorous, que incluye tres especies, entre ellas: Potorous tridactylus o potorú de hocico largo, Potorous longipes, potorú de pies largos.

- Género Caloprymnus, con una sola especie, Caloprymnus campestris o canguro rata del desierto.

- Género Bettongia, con cuatro especies de betongs o canguros rata de nariz corta, que son: Bettongia penicillata o betong de cola de escoba, Bettongia lesueur o betong de Lesueur, Bettongia tropica o betong norteño, Bettongia gaimardi o betong de Gaimard.

- Género Aepyprymnus, con una especie, Aepyprymnus rufescens o canguro rata rojizo.

 

Son de menor tamaño, pero de similar morfología. La rata almizclera marsupial es la especie de menor tamaño y se diferencia del resto en que tiene cinco dedos en las patas y el estómago simple y sin divertículos. Todas las especies tienen dientes en ambas mandíbulas; de los tres incisivos superiores, el primero es mucho más largo que los otros dos, los molares tienen cuatro cúspides y reducen su tamaño hacia la parte posterior. El hocico a veces está desnudo y las orejas son pequeñas y redondeadas; la cola, por lo general, está desnuda en su totalidad o tiene pocos pelos.

 

Su hábitat varía desde la densa jungla hasta el desierto. Por lo general son solitarios y nocturnos; descansan durante el día en nidos o madrigueras, pero sólo el betong de Lesueur vive de forma regular en madrigueras; este último, se ha extinguido en la zona continental de Australia y sólo se puede encontrar en algunas islas de la costa occidental.

El betong de cola de escoba tiene zonas de alimentación que se solapan, salvo alrededor del nido y de haber algún un pequeño solapamiento suele ocurrir con alguna hembra próxima. Las áreas de acción de los machos del potorú de hocico largo se solapan con las de varias hembras, pero no con las de otros machos.

 

No son completamente herbívoros, ya que pueden comer ciertos invertebrados. La rata almizclera marsupial se nutre principalmente de insectos y gusanos, pero complementa su alimentación con bayas y raíces.

 

Procrean durante todo el año y suelen tener una sola cría; también se produce a veces el parto retardado, como en el resto de los canguros.

 

 

Taxonomía.

Clase: Mamíferos.

Subclase: Terios.

Infraclase: Metaterios.

Orden: Marsupiales.

Suborden: Diprotodontos.

Familia: Macropodidae y Potoroidae