J. A. Regodón, 2005

Hacia el desarrollo sostenible: cambio de mentalidad

CTMA

           En la mentalidad humana está firmemente asentada una visión de las relaciones entre el hombre y la naturaleza que lleva a pensar que:

- Los hombres civilizados estamos fuera de la naturaleza y que no nos afectan sus leyes.

- El éxito de la humanidad se basa en el control y el dominio de la naturaleza.

- La Tierra tiene una ilimitada cantidad de recursos a disposición de los humanos

Estos planteamientos se encuentran firmemente asentados en el hombre, especialmente en la cultura occidental que, desde hace unos cuatro siglos, ha visto el éxito de una forma de pensar técnica y centrada en el dominio de la naturaleza por el hombre.

Si queremos un desarrollo sostenible inevitablemente tenemos que cambiar nuestra mentalidad. Pero un cambio de este tipo es lento y difícil, requiere afianzar unos nuevos valores. Para hacerlo son de especial importancia los programas educativos (de ahí la existencia de la asignatura CTMA) y divulgativos. Tiene mucho interés dar a conocer ejemplos de actuaciones sostenibles, desarrollar programas que se propongan fomentar este tipo de desarrollo, promover declaraciones públicas y compromisos políticos a nivel nacional y sobre todo internacional (el problema es global). Por ello, se han realizado multitud de conferencias internacionales en las que se han alcanzado importantes acuerdos en pro del medio ambiente. Lamentablemente, muchos de los acuerdos son poco ambiciosos, otros con el tiempo, se revocan unilateralmente (ej: decisión de USA de no bajar el nivel de emisión de CO2) o simplemente no se cumplen. Entre las conferencias realizadas tenemos:

- Conferencia de la biosfera (París, 1968): Se propuso la creación de reservas de la biosfera, lugares en los que se aprovechan los recursos naturales compatibilizándolo con su conservación.

- Conferencia de Estocolmo (1972): Primera ocasión en la historia en la que los dirigentes políticos se reunieron para hablar de medio ambiente.

- Conferencia de Tbilisi (1977): Se definieron los principios rectores de la educación ambiental y se advirtió de la especial importancia que tiene para la conservación del medio ambiente.

- Informe Brundtland (1987): Se definió el concepto de desarrollo sostenible por primera vez y se dieron las líneas básicas para alcanzarlo.

- Cumbre de la Tierra (Río de Janeiro, 1992): Ha sido la mayor conferencia sobre medio ambiente realizada (asistieron 178 países). El resultado final principal de esta cumbre fue un documento titulado Agenda 21 en el que se define una estrategia general de desarrollo sostenible para todo el mundo, haciendo especial hincapié en las relaciones norte-sur (entre los países desarrollados y los que están en vías de desarrollo). También se acordó la reducción progresiva de las emisiones de CO2, uso sostenible de los recursos forestales y la defensa de la biodiversidad.

- A finales de 1997 se celebró la conferencia de Kioto (Japón), en la que se llegó al acuerdo de reducir más las emisiones de gases con efecto invernadero. El Acuerdo de Kioto se diferencia de sus predecesores porque coloca el tema de los "gases de invernadero" en un contexto más amplio: sin duda las emisiones son un problema pero por primera vez se tiene en cuenta la capacidad de absorber carbono de los sistemas biológicos del mundo, sobre todo los bosques, lo que es un elemento positivo (si conservamos y aumentamos los bosques reduciremos los niveles de CO2). El protocolo entró en vigor el 15 deFebrero de 2005, una vez que fue ratificado por un conjunto de países que total producen más del 50 % del CO2. Sin embargo, algunos países que lo firmaron inicialmente, no lo han ratificado aún (ej: EEUU que produce más del 25 % o Australia) y otros no lo están cumpliendo todavía (ej: España).